9 de junio de 2021

Chal 9 de junio

Hola a tod@s:

Cuánto tiempo sin pasar a saludaros. Tanto, que apenas sé, como moverme por aquí.

Ésto ha cambiado bastante desde la última vez que publiqué una entrada. Pero creo que ya iba siendo hora de aparecer otra vez en este blog, que con tanta ilusión comencé el 31 de diciembre del 2013. Cuánto ha llovido desde entonces.

Veo que la última publicación del blog fue en 2018, con lo que ha habido un parón de más de 2 años. Aunque eso no significa que haya dejado de hacer ganchillo. Solamente que no aparezco por aquí, posiblemente por la pereza de hacer las fotos y escribir el texto. Además los blogs han caido en picado, ya nadie escribe en ellos. Desde que llegó para quedarse con fuerza Instagram, todo se publica ahí, aunque, podéis llamarme romántica, pero no tiene la misma esencia que un blog o una página web. Instagram es muy rápido, ves las fotos, le das un me gusta y a otra cosa.

Este espacio es más personal, puedes esmerarte con las fotos, son más grandes, se ven mejor, escribes el texto que puede estar acompañado de vídeos y enlaces a otras páginas. En definitiva, es como una pequeña enciclopedia de aquello que quieres mostrar, y que permanece para todo aquél que quiera consultarlo. Es así, que a veces, cuando no sé como se hace algún proyecto o punto, vengo aquí y consulto como se realiza. Porque este mundo tejeril ha crecido en estos años, muchísimo. Hay tanta información, patrón, tejedora, que alguna vez que me acuerdo de algo que me gustó, ya casi no sé, ni dónde buscarlo.

Es por eso, por lo que publico este proyecto que realicé en verano de 2020, con ocasión de una celebración a la que asistió mi hija Ana.

Creo que toda tejedora conocerá este chal llamado 9 de junio. Y si no es así, te daré toda la información, de donde está sacado el patrón y el material que he utilizado.


El chal como he comentado anteriormente se llama 9 de junio y el patrón es de Laura de susimiu.
Puedes encontrar de forma completamente gratuita El patrón del chal triangular 9 de junio.
Está tejido con 2 bobinas de lino flamé de 3 cabos de color mostaza. Un color que me parece muy fino y bonito. Este material es espectacular, tiene un aspecto un poco rústico, pero con una caída y un brillo que lo hacen maravilloso. 

Cuando yo empecé a tejerlo, la autora en su blog comentaba que lo había hecho con 2 bobinas, por lo que yo compré esas 2 bobinas. Sin embargo ahora indica que se realiza con 3.

El mio, el que veis en las fotos está realizado con 2 bobinas, aunque de haberlo sabido antes, seguramente lo hubiera hecho con esas 3 que indica la autora del patrón, para que hubiera quedado un poco más grande y hubiera hecho los flecos más largos. Si tu intención es hacerlo, yo te aconsejo que lo hagas con 3 bobinas, para así, no tener que estar tan pendiente del material, porque te puedo asegurar, que yo aproveché hasta el último fleco, y no me sobró ni un metro de lino. 




Es una prenda muy ponible, no es muy difícil de hacer, pero tienes que estar pendiente en todo momento del gráfico que tan amablemente Laura nos regala para hacer este maravilloso chal.


Y no, no es casualidad, pero este chal 9 de junio, se publicó un día como hoy de hace 3 años. Y sin lugar a dudas, es de los chales más tejidos a ganchillo. 
Anímate y ponte ganchillo en mano. Hay infinidad de tejidos y colores para elegir hacerte el tuyo. 


Espero que os haya gustado el resultado.

Yo disfruté mucho haciéndolo. Hasta mi marido me ayudó a montar los flecos, es lo que se llama trabajo en equipo 😊 😊 😊 😊 😊 😊.

Y como siempre, darle las gracias a mi hija Raquel, por ser una estupenda y maravillosa modelo.

A ver si lo próximo que os enseño no tarda en ver la luz tanto tiempo.

Ha sido muy gratificante estar aquí otra vez.

Un saludo

Mª Paz (Cogiendo Hebra)



2 de octubre de 2018

Neceser "Tapestry" a crochet. Subasta Rosa. Artesanas solidarias

Hola a tod@s:

Como todos los años por estas mismas fechas se celebra la #SubastaRosa2018, un encuentro de artesanas que realizan una pieza en color rosa o en su gama que será subastada con un precio de salida de 5€. En esta ocasión todo aquello que se recaude será donado a la FUNDACIÓN SOLTI que trabaja en el desarrollo de ensayos clínicos en cáncer de mama para mejorar el bienestar y el pronóstico de las pacientes.

Así que me he querido sumar a esta iniciativa, realizando este neceser a ganchillo en la técnica de "tapestry", en distintos colores, predominando el rosa y los morados.


Me he inspirado a la hora de realizar este diseño en formas geométricas de un vídeo de YouTube de Happy Ganchillo.
He alternado diferentes colores de la gama de los rosas y morados con otros como verde, blanco, azul y mostaza, siendo el resultado tan vistoso, a mí por lo menos así me lo parece.


Como siempre me pasa, la costura me da mucho respeto, y como era una pieza para subastar, he querido rematar este trabajo lo mejor posible. Así que buscando por la red he encontrado este vídeo de un tutorial de cómo colocar un cierre en bolso tejido de "Las Varetas Crochet by Guala" @lasvaretascrochet.


También he seguido otro vídeo de YouTube de las hermanas de Blue Bubalú, "Patricia" y "Natalia", que me ha venido fenomenal para coser el forro ya hecho de tela al neceser de ganchillo, de tal manera que no se nota nada de nada la puntada.


La tela que he utilizado para forrar el neceser, es una tela de topitos en colores rosa y verde que combina muy bien con los colores del neceser. Es la misma tela que utilicé para hacer "Mi lámpara de ganchillo".

Como véis en la siguiente foto, el neceser es bastante grande. Mide 28 x 21 cms y se puede utilizar para guardar "casi", cualquier cosa.


Ya solo me queda deciros que espero que os haya gustado tanto o más de lo que yo he disfrutado haciéndolo, y que pujéis mucho por él.


Estoy encantada de aparecer otra vez por aquí.
Que tengáis un buen día.
Besos
Mª Paz (Cogiendo Hebra)

5 de junio de 2018

Salvamantel a ganchillo

Hola a tod@s:

Yo no sé a vosotr@s, pero tengo una cabeza, que tengo que apuntar las cosas porque sino se me olvidan.

Así que aprovecho para enseñaros lo último que he hecho a ganchillo y con el paso a paso, porque como ya os he dicho anteriormente, luego se me olvidará como lo he hecho. Y aquí queda muy bien guardado y también lo tenéis vosotr@s por si queréis hacerlo.

Es sencillo no, lo siguiente. 

Yo he aprovechado un resto de algodón de éstos que no sabes qué hacer con él. Es un color raro que no combinaba nada bien con ningún otro algodón. Era muy grueso y además es un hilo que se deshilacha. Así que, qué mejor cosa que hacer algo con él y se me ocurrió hacer lo que vais a ver, un salvamantel a ganchillo para la cocina o para lo que queráis. Como centro en una mesa de comedor o para una mesilla. Eso os lo dejo a vuestra elección.



Y como estaréis viendo, sencillo, sencillo.

¿Cómo empezamos?. Pues como siempre que se empieza una labor en un círculo, con un anillo mágico.
En este caso un anillo mágico de 12 puntos altos. Recordar, se empieza con 3 cadenetas iniciales que será nuestro primer punto alto y a continuación 11 puntos altos. 


En esta foto se aprecia muy bien, cuántas filas tenéis que hacer.
Aún así os voy a indicar el paso a paso.

Vuelta 1: Anillo mágico de 12 puntos altos
Vuelta 2: Aumentos en todos los puntos altos. (24 puntos altos)
Vuelta 3: (1 punto alto, 1 aumento) *Repetir 12 veces (36 puntos altos)
Vuelta 4: (2 puntos altos, 1 aumento) *Repetir 12 veces (48 puntos altos)
Vuelta 5: (3 puntos altos, 1 aumento) *Repetir 12 veces (60 puntos altos)
Vuelta 6: (4 puntos altos, 1 aumento) *Repetir 12 veces (72 puntos altos)
Vuelta 7: (5 puntos altos, 1 aumento) *Repetir 12 veces (84 puntos altos)
Vuelta 8: (6 puntos altos, 1 aumento) *Repetir 12 veces (96 puntos altos)
Vuelta 9: (7 puntos altos, 1 aumento) *Repetir 12 veces (108 puntos altos)
Vuelta 10: (8 puntos altos, 1 aumento) *Repetir 12 veces (120 puntos altos)
Vuelta 11: (9 puntos altos, 1 aumento) *Repetir 12 veces (132 puntos altos)
Vuelta 12: (10 puntos altos, 1 aumento) *Repetir 12 veces (144 puntos altos)

ÉSTO DEL GANCHILLO ES MATEMÁTICA PURA.


¿Qué deberíamos hacer ahora?

Pues esas ondas que hacen tan monísimo un simple círculo a ganchillo.
He contado 24 ondas. Seguimos utilizando las matemáticas.
Si en la última vuelta que en nuestro caso ha sido la vuelta 12, por la única razón que se me acabó el algodón, que si recordamos teníamos 144 puntos altos, lo dividimos entre las 24 ondas que hemos hecho el número exacto que nos sale es 6.

¿Eso que significa?
Pues que para hacer las ondas, tenemos que dejar 5 puntos entre onda y onda.
Me explico mejor:


Una vez terminado nuestro tapete o salvamantel redondo, tenemos que pinchar y coger hebra en cualquier punto que queramos.
En ese primer punto hacemos una cadeneta y en el mismo punto hacemos un punto bajo.
Después de nuestro primer punto bajo hacemos 8 cadenetas.
Nos saltamos 5 puntos y en el punto número 6 hacemos otro punto bajo.
Así hasta terminar todo el círculo de ganchillo. Cuando lleguemos al primer punto de cadeneta que hicimos al principio unimos con un punto deslizado.
Lo que sigue a continuación es hacer 14 puntos bajos alrededor de las 8 cadenetas que hemos hecho. Así repetiremos todo ésto, las 24 veces que forman nuestras 24 ondas. Una vez terminada la última onda, rematamos, cortamos el hilo, dejamos hebra larga para luego coser por detrás.



Y con todo ésto, ya habremos terminado nuestro "Salvamantel a ganchillo".
Que como habréis visto es sencillo no, lo siguiente.

¿Te animas a tejerte uno igual?
Yo después del resultado, seguro que haré algún otro. Aprovecharé todos los restos que tengo de algodón por ahí, que aunque sean de distintos colores puede quedar bastante bien.

Estoy totalmente desaparecida del blog y me da muchísima pena. A ver si me enmiendo y aparezco mas a menudo por aquí.
Feliz día.
Besos
Mª Paz




23 de febrero de 2018

Banderines a crochet y otras cosas más.

Hola a tod@s.
Esta entrada es de las que a mí me gustan, cargada de fotos ya que os voy a enseñar unos regalitos que he hecho para unas niñas.

Con esta primera foto me imagino que ya sabréis como se llama una de ellas.


Creo que no hace falta decir que está hecho con la técnica del ganchillo y lo bueno de estos trabajos es que se pueden utilizar todos esos restos de lanas de colores, lo único que hay que tener en cuenta es que las lanas sean más o menos del mismo grosor para que los banderines queden del mismo tamaño.


No es la primera vez que hago estos banderines, pero si es la primera vez que los hago personalizados con el nombre del niñ@. Para ello se recortan las letras en fieltro y se cosen al banderín.
Lo bonito también de esta técnica es el cosido en hilo doble de color blanco asemejando una especie de cosido como si fuera un hilván. A mí por lo menos me gusta el cosido más así.

También sabréis ahora como se llama la otra niña.


Aunque os he de confesar que he cometido un error en el nombre. Y es que como eran unos regalos, no sabía muy bien si el nombre se escribía con "i" latina o con "y". Éste error ya me lo había planteado porque me había surgido la duda antes de hacerle. Aunque espero solucionarlo. Tan fácil como cortar en fieltro una "y" y dársela a la madre para que ella misma la cosa al banderín.


Ya sabéis que me gusta hacer muchas fotos y enseñaros con todo lujo de detalles, en este caso como han quedado las letras de fieltro cosidas al banderín de ganchillo.

Deciros también que si os animáis a hacer los banderines, son muy sencillos. Son de estos proyectos por los que puedes empezar si te estás iniciando en la técnica del crochet y sabes hacer punto bajo y cadeneta.

El paso a paso de cómo hacerlos los tenéis en otra entrada que publiqué  en agosto de 2014, madre mía como pasa el tiempo y que también llamé BANDERINES. Haciendo estos banderines me acordé mucho de Lucy y sobre todo de Puri., que ya sabrás porqué si has visto la entrada llamada banderines que te he mencionado anteriormente.


No solo le hice los banderines a las niñas, quería tener otro detalle con ellas e hice un amigurumi para cada una de ellas.

A la mayor le hice esta monita, patrón de Pica pau, de su libro Le monde de Pica Pau. Y es que el libro en castellano es imposible encontrarlo, así que me decidí por la versión en francés. Yo que ya peino canas, estudié francés en el bachillerato, así que me hizo especial ilusión tenerlo en este idioma. 


La monita es monísima, pero las fotos malísimas. Tengo una asignatura pendiente con la fotografía, con lo que a mí me gusta que salgan bien, pero ese día estaba nubladísimo y vamos, que fuí incapaz de tomar una foto en condiciones.


A la pequeña le hice este amigurumi tan tierno. Es el BEBÉ HOKI , un patrón de pago de la tan conocida Amour Fou Crochet.


Es una monada de patrón, y muy sencillo de hacer si te manejas ya un poco en hacer amigurumis. Es muy gracioso el detalle del ombligo, y le puedes cambiar el color del pañal y de la piel. También es un muñeco ideal para que los niños duerman con él, ya que el bebé hoki está dormidito. 


Termino esta entrada con una tierna mirada de la monita.


Y con el bebé hoki que os da las buenas noches.


Solo espero que a Altea y a Leyre les hayan gustado sus regalos, lo mismo que yo he disfrutado haciéndolos. Quería tener un detalle con su madre y pensé que lo mejor era hacerle unas cositas a sus niñas.
Espero que os hayan gustado a tod@s vosotr@s.
Deseo que tengáis un buen día.
Un beso
Mª Paz